Extracto de: http://avanzando.over-blog.com/article-3592827.html



Sobre la música de Iannis Xenakis

La música de Xenakis conmueve por su potencia y radicalidad originada desde
construcciones matemáticas formales rigurosas (procesos de
Markov, distribuciones de probabilidad, teoría de juegos, álgebra
booleana). Este modo de proceder matemático, frío en apariencia, conduce a
organismos sonoros vivos que aparecen y se expanden en el espacio con una fuerza
inconmensurable. Ya en su primera obra, Metastasis (1963) para orquesta,
aparecen elementos sonoros nunca antes experimentados con tal
intensidad: unos glissandos en las cuerdas llevados al extremo de posibilidades
del instrumento sostienen toda la textura orquestal y las fanfarrias brutales de
los metales. La brutalidad y el primitivismo aparece con frecuencia en las obras
de Xenakis, como en Oresteia (1965), Kraanerg (1968-1969) o Pleiades (1978). La
violencia y aspereza de las disonancias conduce a una exaltación
sonora que aparece en extremos insospechados, en el límite casi
de lo soportable por el oído (los primeros minutos de La Legende d'Er,
con sonidos de frecuencia muy elevada, en el dominio entre 10000 y 20000 hertz,
son una prueba de ello). Pero en esta búsqueda radical se logra la culminación
de una intención artística que liga a Xenakis no con la tradición musical de
Occidente sino con la antigua tragedia griega. Xenakis logra con el sonido
lo equivalente a la catarsis en el antiguo teatro griego. Esta catarsis sonora
es, sin embargo, genuinamente moderna en su despliegue al nutrirse de los
avances de la ciencia y la tecnología contemporáneos.

No comments: